Pontedeume - Galicia - España

La visita de Lucia

Este pasado fin de semana pasamos por una de nuestra primeras veces en esto de la cría de perros, a algunos les parecerá una tontería, pero para mí tras el accidente es toda una inyección de moral. Y es que por primer

Primera foto de Maya con su nueva amiga Lucia.

a vez una de las personas que tiene reserva de un cachorro vino a conocer a la mama de su futuro cachorro.

Es algo que intento que se pueda cumplir siempre en Bluemoon Wolf Kennel y es que los futuros propietarios puedan conocer al menos al progenitor que toca por nuestra parte, en este caso el macho que tenemos seleccionado para la camada A es Jestan II z Peronowki que vive en Polonia, lo que dificulta enormemente que los propietarios puedan conocerlo en persona. Pero Maya siempre está dispuesta a hacer nuevos amig@s.

En esta ocasión nuestra visitante fue Lucia, quien tiene la reserva para el primer macho de la camada A. Aunque tenía experiencia previa con perros (y con PLC) se quedó  impresionada con nuestra Mayuski. Y nosotros con la conexión inmediata que tuvo con ella, lametones y arrumacos desde el minuto uno. Y como el mov

Un ratito con ellas y ya las tenía comoiedo de su mano.

imiento se demuestra andando nos calzamos la zapatillas de caminar y nos llevamos a ver uno de nuestros rincones favoritos As Fragas do Eume . Y como solos era un poco rollo nos llevamos a Calli para

que cada uno tuviese una perra que dirigir.

Y como no solo de PLC vive el hombre de noche una cenita con productos típicos de G

alicia y en muy buena compañía con parte de la manada, Os cen pasos no defrauda nunca. Sobremesa más que agradable, temprano para cama que a la mañana siguiente nos desplazamos hasta Montefaro para un paseo cerca del mar con la ría de Ferrol a nuestros pies. Claro que todo esto era únicamente calen

Última foto del primer día, para cerrar un gran paseo.

tamiento para el paseo

de la tarde en Forgoselo.

 

Tras la comida, sin darnos mucho tiempo a pensarlo nos pusimos en marcha para bajar la pitanza. Pero solo por las vistas ya merecía la pena la travesía, y los veteranos que sabíamos lo que nos aguardaba allí encaminamos a los noveles. Y aunque hubo un desajuste de rumbo (nos perdimos un poquito) volvimos a los coches sanos y salvos, eso sí sin ver la catarata que encontramos hace muy poco, nos queda pendiente para la próxima, que esperamos sea pronto.

Cena en la mejor de las compañias.
Deborado por las Lobas.

Así que tanto a los que quieran un cachorro como quien solo quiera ver un ejemplar adulto quedan invitados a dar un grato paseo con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *